Decálogo 2019-02-12T14:33:52+00:00

Decálogo para Córdoba

Córdoba y sus vecinos/as son nuestra razón de ser.

Porque nuestra preocupación constante es el servicio público y la satisfacción de las necesidades vecinales.

Para las personas y su ciudad, con el objetivo de resolver los problemas y mejorar la vida de los habitantes de Córdoba.

Con todos/as los/as cordobeses/as sin excepción, y con un equipo humano libre e imparcial al servicio de sus convecinos/as.

Nuestro proyecto integra a personas independientes que están al margen de ideologías políticas. Somos una alternativa libre, fresca, innovadora, sin intereses ni sujeción a formación política alguna. Nuestro sustento proviene solo del trabajo que cada uno desempeña en su ámbito laboral.

Este es nuestro principio básico. Pretendemos que el gobierno municipal se traslade a la ciudadanía, a través una participación activa y permanente de todos/as los/as vecinos/as en la toma de decisiones importantes sobre los asuntos trascendentales de la ciudad.

El cumplimiento y la realización plena de todas las competencias atribuidas al municipio y, por ende, la satisfacción de las necesidades e intereses generales de todos sus habitantes, solo es posible desde un ayuntamiento moderno, eficaz y eficiente, para lo cual es imprescindible dotarlo de todos los recursos humanos y materiales necesarios para lograrlo.

El eje vertebrador y fundamental de nuestro proyecto es la ACCIÓN, mediante el compromiso firme y constante de trabajar para lograr extraer a la ciudad del inmovilismo en el que lleva instaurada desde hace tanto tiempo por parte de los diferentes gobiernos municipales que la han regido, llenos de ideas y promesas, pero vacíos en acciones y decisiones.

Queremos convertir a Córdoba en objetivo prioritario y duradero de inversores y emprendedores en actividades económicas, con el fin de conseguir un tejido empresarial arraigado y potente, en los sectores industrial, comercial y agrario, que sea generador de empleo estable directo e indirecto para los/as ciudadanos/as de nuestra ciudad. Para ello, es necesario hacer de Córdoba un lugar atractivo para la inversión e implementación de actividades económicas, mediante el establecimiento de estrategias y programas de incentivación fiscal; regulación de procedimientos exprés de concesión de licencias y autorizaciones municipales para la instalación y apertura de actividades empresariales; oferta de suelo municipal adecuado para el establecimiento de empresas y trabajadores autónomos.

Una de nuestras señas de identidad es sin duda el sector artesanal, arraigado en la ciudad casi desde el nacimiento de ésta, aliado indiscutible de la promoción de Córdoba por el mundo y medio de vida de muchísimos cordobeses/as, siendo prioritaria su promoción turística fomento y apoyo.

En cuanto a la política fiscal en general, tenemos como objetivo reducir los impuestos municipales a todos/as los/as vecinos/as de Córdoba, compensando la reducción de ingresos para el erario municipal mediante una adecuada gestión y racionalización del gasto público municipal.

Un pilar fundamental de nuestro proyecto es, sin duda, la solidaridad, la atención y el apoyo a las personas y colectivos más desfavorecidos o vulnerables, no solo manteniendo la prestación de los servicios sociales existentes en la actualidad, si no potenciándolos aún más. De igual manera, velar y promover el principio de igualdad y de no discriminación por razón de género, así como procurar el bienestar de los más mayores.

La seguridad ciudadana es la base fundamental para lograr una convivencia vecinal basada en el respeto y la armonía. Para ello es preciso dotar de recursos humanos y materiales suficientes a los servicios municipales de policía local, bomberos y protección civil, desbordados en la actualidad

Uno de nuestros fines prioritarios es la mejora y el fortalecimiento de los servicios públicos generales de la ciudad, tan denostados y ausentes en la actualidad, especialmente respecto a la regulación del tráfico, el transporte público, la limpieza viaria, las infraestructuras y obras de mejora de las vías públicas urbanas, parques y jardines, instalaciones deportivas y de esparcimiento y ocio, aparcamientos públicos, defensa y promoción de la salubridad público, el consumo responsable y la atención al consumidor, adecentamiento de edificios y alumbrado público.

Nuestra ciudad ostenta el honor de ser la ciudad con más declaraciones patrimonio de la humanidad, y ésta debe ser nuestra más poderosa fortaleza ante el mundo, con todo lo que ello representa no solo en el ámbito cultural, sino también en el social y económico. La defensa y promoción de nuestra cultura, arte y patrimonio, como señas de identidad de lo que somos, representamos y seguimos aportado a la Humanidad.

Es una prioridad no solo mantener este estatus, sino mejorarlo, siendo necesario y preferente la ejecución un plan especial de integración y adecuación del Río Guadalquivir para hacer de él otro gran atractivo para nuestra ciudad, así como impulsar, promocionar y dar a conocer nuestra

hermosa sierra como otro de nuestros grandes activos de riqueza medioambiental.

Asimismo, entendemos como otra prioridad, la promoción del deporte y de las actividades físicas, como objetivo clave para la mejora y el mantenimiento de la salud física y mental de nuestros/as pequeños/as, adultos y mayores, reportando además multitud de beneficios sociales.